Museo de Paleontología de Guadalajara

Dientes de Sable

 La paleontología es la ciencia que estudia  los fósiles. Los fósiles son los restos o huellas de organismos que vivieron en épocas pasadas, que debieron pasar por un largo proceso que dio como resultado su conservación. Para que se dé la fosilización, los organismos deben poseer partes duras como huesos, dientes, madera, picos de aves, caparazones, etcétera.

      Sin duda, los fósiles proporcionan información científica importante, sobre todo si en el sitio de hallazgo o contexto se reconstruyen su ambiente, la flora y la fauna con la que convivían y el tipo de alimentación que tenían. Los fósiles son las únicas evidencias que nos informan de la vida en nuestro planeta. De 4,500 millones a 600 millones de años, la Tierra sufrió cambios de los que se sabe muy poco debido a que los vestigios de esta era son muy escasos.

         Uno de los primeros fósiles encontrados tiene una antigüedad de 600 millones. Se llama trilobite;  a partir de su hallazgo, se han encontrado  fósiles de diversos seres vivos que  permiten explicar cómo evolucionó la vida en la Tierra. La edad de la Tierra está dividida en diferentes eras de acuerdo con las plantas y los animales presentes en cada una de ellas:

  • Era paleozoica: animales acuáticos y anfibios.
  • Era mesozoica: grandes reptiles (dinosaurios).
  • Era cenozoica: mamíferos y, al final, el hombre.